27 de abril de 2010

Mi primer torneo


El sábado pasado participé en la primera edición del 3KanBowl, un torneo gratuíto de Blood Bowl en Tres Cantos.

Siempre había mostrado ciertos prejuicios hacia los torneos y convenciones, pero siendo este gratuito parecía la mejor forma de comprobarlo.
Fui en coche con dos amigos, y nos costó lo nuestro encontrar el sitio, un polideportivo de un instituto, donde se retrasó el comienzo debido a que tenían que echar a unos "amigos de las malabares" que habían pasado la noche allí. Por suerte no durmieron con los perros al lado, pero el olor al entrar impresionaba.

El torneo comenzó a las 10:30, con retrasos incluídos y acabó a las 20:30, con 4 partidos de por medio y menos de una hora de descanso para comer.

Antes de comenzar, conocimos a Simón, uno de los dueños de "Avatars of War", que venía a promocionar el juego "Ron & Bones". Me pareció muy majo y me quedé con muchas ganas de probar el juego.

Luego empezó el torneo propiamente dicho. Yo llevaba mi recién estrenado equipo de Slann, los Devoradores de McRanon (a los que pronto presentaré por aquí) y mi primer contrincante fueron... ¡Ogros!


En resúmen, fue una interesante ensalada de 1s que impidió que el partido pasara del 1-1. Pero muy divertido, eso sí.

Luego me tocó enfrentarme a unos durillos enanos del Caos. Pero las bondades de un equipo completo de saltarines me garantizaron la victoria.

La tercera ronda fue algo extraña porque me enfrenté a mi propia raza... o algo parecido porque las miniaturas eran orcos con un cartel que decía "Soy una rana" (sic).
Conseguí ganar 2-0, aunque no acabamos el partido por falta de tiempo.

El último partido, me situaba en la segunda mesa del torneo. El ganador podía quedar fácilmente en segundo o tercer puesto. sin embargo, mi contrincante, con unas efectivisimas amazonas me dieron una clase magistral y me ganó 1-0.
Eso sí, con estaleo y unos dados de donde no se iba la Explosión. Por cierto, ahora entiendo a mis contrincantes en liga.

En resumen, quedé en 5º puesto (de 18) en un torneo divertidísimo, donde no faltaron las anécdotas (como el gigante Loberas al que le dio una ataque de ira con el que intimidó a todo el torneo) y las risas.

Vamos, que me estoy pensando seriamente el ir a algún torneillo "de pago" y todo.
Publicar un comentario