12 de junio de 2009

¡Dioses de Kobol!


Otro piso más para la pila de manuales que tengo por leer. ¿Pero cómo podría haberme resistido a esto?
Publicar un comentario