29 de octubre de 2013

A vueltas con Warhammer

He vuelto a Warhammer. Para más datos, estoy por un lado confeccionando un ejército totalmente personalizado de Warhammer Fantasy que espero poder enseñaros próximamente. Pero también estoy dandole vueltas al Warhammer Fantasy Roleplay 3ª Edición. Hace tiempo me compré el Manual del Jugador y, la verdad, me gustó. Tenía unas mecánicas distintas, dentro del esquema clásico, la configuracion de los dados, el estilo de profesiones y el concepto de grupo introducía un montón de cosas interesantes, pero no me terminó de llamar.

Ahora por casualidades del destino, WFRP3 ha vuelto a cruzarse en mi camino. Y me ha picado el gusanillo. He releído el reglamento y me ha gustado más aún. Así que he empezado la parte más dura del camino: comprar los demás manuales que me faltan. Porque aparte de la Guía del DJ y la Guía de Criaturas, tendría que comprar los 3 Cofres con los "juguetitos" necesarios para jugar tal y como está pensado. Y luego está el tema de los dados.

No tengo ningún problema con los libros. Tiene un precio no demasiado alto, son a todo color, en tapa dura y la mar de bonitos. Más caro es D&D, la verdad.

Los cofres, que contienen las fichas, las cartas y los demás complementos me escaman un poco más. A día de hoy sólo he comprado el Cofre del Jugador y, aunque trae bastantes cosas, creo que el precio es un poco elevado comparandolo con otros juegos de mesa de Edge. Y sus contenidos me resultan extrañamente aleatorios. Las cartas de acción parecen preparadas para 3 jugadores, ¡pero sólo vienen 2 marcadores de actitud! Las fichas de personaje son muy bonitas, ¡pero las peanas están en el Cofre del DJ! Cosas raras, vamos.

Lo de los dados ya es de traca. Hacen falta comprar 4 sets (¡48 euros en dados!) para poder jugar con comodidad, por culpa de los dichosos dados de Desafío. Creo que eso es el error que ha puesto el grito en el cielo a mucha gente, y con razón.

Pero bueno, todo esto se resume en que para jugar a Warhammer El Juego de Rol con todo, hace falta mucho dinero. Nada más (y nada menos). No tiene nada que ver con que el juego sea bueno o malo.

Creo que el juego tiene un potencial terrible y que ha aunado un montón de conceptos buenos de juegos como FATE o Burning Wheel. Y el mundo de Warhammer es terriblemente rico y surtido. La pena es que esté tan rodeado de guerra, que pueda reducir el valor de las acciones de los PJs. Pero tengo algunas ideas y creo que Warhammer puede ser mi nuevo juego "tradicional" favorito.

¡Ya os contaré!

Publicar un comentario