31 de agosto de 2015

Vacaciones tranquilas

Hola a todos. Como habréis podido comprobar, he estado casi dos meses sin actualizar el blog. En parte ha sido porque tenía poco que contar y en parte porque he estado alejado del teclado bastante tiempo.

Este verano, que para mi termina hoy mismo (snif), ha sido algo peculiar porque he disfrutado de un descanso y una tranquilidad que no es habitual. A menudo mis vacaciones suelen consistir en visitar lugares a toda prisa para conocer todo lo posible, pero este año el verano ha consistido básicamente en descansar en la playa, descansar en casa y descansar en la piscina.

Por otro lado, y como suele ser habitual, este verano he jugado muy poco rol. Casi podría decir que ninguno, pero estoy acostumbrado, y ya estamos poniéndonos las pilas para coger este año lectivo con muchas ganas.

El lado positivo de todo este es que he tenido mucho tiempo para hacer algo que no hacía desde hacia tiempo: leer manuales de rol. Por unas causas o por otras, había acumulado una media docena de manuales (de los gordos) en mi pila de lectura, pendientes de disfrutar. Y este verano, he leido lo siguiente:

Dreamraiders

Por algún motivo, llevaba medio año con este manual en la estantería sin abrir. Ya me he dado los latigazos pertinentes. Creo que es el juego español que más me ha gustado de todos los que conozco. Según empezaba a leer las primeras páginas no podía dejar de pensar en lo alucinante que era lo que proponía. La idea de explicar las reglas conforme avanzan la campaña y la propuesta de hacer dos juegos es uno es para reventarte la cabeza de lo buenas que son. Resulta dificil hablar de este juego sin reventar las sorpresas, pero baste decir que es una idea muy fresca y con unas mecánicas muy muy adecuadas. Sin embargo, tengo que decir al final de la lectura sentí que el juego no tenía exactamente todo lo que me habían vendido y me di cuenta de que había perdido el interés por dirigirlo. Aún así, es uno de las mejores lecturas roleras posibles.




Eclipse Phase

Mi nueva obsesión rolera es Eclipse Phase. Llevo casi medio año leyendo a cachitos este juego y sigo flipado. Las mecánicas son, salvo contadas excepciones, bastante planas, y la creación de personajes es un horror, pero esa ambientación... qué maravilla. Nunca había leído una ambientación tan "ajena". A pesar de estar ambientada unas décadas en el futuro, la sociedad transhumana que propone es tan extraña que no puedo parar de imaginar y fantasear sobre ella. Claro, que eso lo hace tan complejo que tardaré mucho tiempo en atreverme a dirigir algo de esto (si es que lo hago alguna vez).







The Dresden Files

Bueno, aquí he hecho un poco de trampa. Este año he jugado una pequeña campaña de este juego y, aunque aún tengo mis pequeñas reservas con el sistema Fate, es un juego tan sólido que no pude evitar comprarlo en cuanto NSR lo publicó en español. Admito que no lo he leído al completo pero no me ha decepcionado.








La Puerta de Ishtar
En su momento llegué tarde al mecenazgo de este juego, que marcó un hito en la historia del rol en España. Frustrado, adquirí el pdf, leí las reglas y me dije: "ey, qué buen batido de Mouse Guard, Fate y Burning wheel", y lo dejé apartado (aún no me siento cómodo con los pdfs). Afortunadamente, de vacaciones encontré una tienda de cómics que tenían un ejemplar del juego. Dejé mis cómics del mes y agarré con las dos manos el manual. He leído prácticamente la mitad del manual y me está gustando mucho, mucho. No sólo las mecánicas, que son tan buenas como recordaba, sino que la ambientación da pie a las oportunidades. Da la impresión de que está todo muy bien pensado, la verdad.





¿Y qué pasa? ¿Qué no has leído un juego malo este verano?

Pues... no. La verdad es que no. :)
Publicar un comentario en la entrada