26 de julio de 2009

Informe de Batalla: A un palmo del enemigo.

+++ Teniente Karamov, Intruder de Corregidor - informe verbal

A las Quince Cero Cero llegamos al asentamiento objetivo. Habíamos recibido órdenes de tomar el lugar: una planta de investigación salpicada por algunas viviendas para los familiares de los científicos. El proyecto se había quedado sin presupuesto y fue abandonado hacía unas semanas. Sin embargo, al tiempo surgió el rumor de que aún podían quedar prototipos útiles.

Lamentablemente, no fuimos los únicos en hacer caso a los rumores: la embajada de Haqqislam mandó una patrulla a tomar el lugar, y recibimos órdenes de usar fuerza letal en caso de que fuera necesario.

Mi unidad estaba formada por 2 Morlocks, los Alguacil Boris y Nolska, mi buen compañero el sargento Boris y yo, ambos Intruders. Además, habíamos adelantado a tres batidores hasta casi la mitad del asentamiento, un zero en la azotea del edificio central, un Spektr francotirador en una azotea similar y un Moran en el extremo Este del lugar. Además, un hombre Tomcat estaba efectuando un descenso en alguna parte...

Lo que no imaginabamos era que teníamos tan cerca al enemigo: una unidad de infantería mecanizada de 3 Halqas ya estaba en el centro del asentamiento, mientras que un Azra'il y un Ghulam cubrían la retaguardia. Pero lo más sospechoso fue el alguacil que apareció detrás de un edificio.


¿Qué?

Sí, señor. Claro que había oído hablar de los Fiday, pero quién hubiera podido imaginar que habían podido acabar con Nolska con tanto sigilo. No, señor, no sospeché de él en ningún momento.
Los primeros pasos fueron, como siempre, por parte de los morlock, corriendo enloquecidos. Uno de ellos recibió un disparo por parte de un francotirador haqqislamista, pero pudo esconderse tras el humo de una de sus granadas. Habiendo descubierto al tirador enemigo, nuestro Spektr le disparó en varias ocasiones, pero la serpiente pudo escabullirse tras unas escaleras.

Mientras tanto, los adelantados Halqas emboscaron al Moran y le mataron sin que apenas pudiera levantar su rifle. Al final del combate, los crazykoalas aún seguían en su sitio, moviendo su cabeza en busca de algún objetivo, como huérfanos sin padre.
Uno de los morlock inició su propia vendetta y lanzó un par de granadas de humo frente a los 3 halqas,para después cargar contra uno de ellos. Lamentablemente, la suerte no le acompañó y a pesar de sus esfuerzos no pudo degollar al enemigo.


A continuación, los dos halqas cargaron para ayudar a su compañero en apuros al grito de "¡Ey-Haii!". La superioridad numérica pudo con el morlock que cayó acuchillado. El otro morlock no duró mucho más, pues un par de disparos del Fiday acabaron con sus vidas. Supongo que nunca supo por qué le disparaba su compañero.

Esto levantó mis sospechas así que mandé a Boris que fuera a ver qué hacía su compañero. Gracias a su astucia (ese muchacho merece un ascenso) comenzó a sospechar, pero antes de que tuviera tiempo de reaccionar, el Fiday volvió a descubrirse y le disparó. Cuando el alguacil Boris se dio cuenta de que seguía vivo levantó su rifle y acribilló al Fiday.Lamentablemente, yo sabía que eso no era suficiente para controlar la zona, así que tomé una medida desesperada: ordené al Tomcat que atacara. De forma inmediata, el Tomcat apareció de la nada y disparó su D.E.P. El proyectil salió disparado e impactó en el pecho del ghulam al que iba dirigido.

Mis sospechas se confirmaron: el líder haqqislamista había caído y todo el grupo cayó en el caos. La planta era nuestra.

Sí, señor. Gracias, señor.

¿Que qué hicimos los Intruder durante toda la operación?

Puees... ¿coordinar?


Análisis de la partida

¡Gran combate! Sólo pudimos jugar tres turnos, pero estuvo emocionante hasta el final. La verdad es que quería hacer algo distinto y me compuse una lista a 200 puntos con ¡un TO, un paraca y tres Camuflados! Apenas sí tenía miniaturas sobre la mesa al inicio de la partida, que era mi objetivo. Lo malo es que sólo tenía 4 órdenes regulares, con lo que no podía hacer casi nada.

Mi contrincante desplegó a ¡6 miniaturas inflitradas! La verdad es que me pilló muy desprevenido y casi hace una matanza.

Por otro lado, descubrí las bondades de tener un francotirador TO en una azotea. ¡Es un poder enoorme! Y por primera vez ¡conseguí hacer un ataque Cuerpo a Cuerpo! La verdad es que tuve mala suerte con los dados, pero tengo la sensación de que malgasté 3 órdenes con mi morlock sin obtener ningún resultado. Creo que el CC está mejor para evitar que alguien te tirotee que para matar fiablemente.

Lo digo siempre, pero es verdad: ¡cada día me gusta más Infinity!
Publicar un comentario