8 de junio de 2012

Obsesión: Nueva Crobuzón

Hay una pequeña saga de culto que descubrí hace poco gracias a mi buen amigo @xMeNux: la saga de Nueva Crobuzón. Una trilogía de novelas que se centran en una gigantesca ciudad fantástica, la más grande toda Bas-Lag. Nueva Crobuzón es una ciudad antigua y enorme, llena de misterios y secretos. Está habitada por un crisol de razas, desde las khepri (extrañas mujeres con un escarabajo por cabeza) hasta los vodyanoi (hombres sapo maestros de la acuartesanía).

 Nueva Crobuzón es steampunk, tiene magia extraña mezclada con ciencia, está gobernada por un alcalde opresor y está siendo testigo de un movimiento social.

Los tres libros que componen la trilogía son: La Estación de la Calle Perdido, La Cicatriz y El Consejo del Hierro. Yo he podido disfrutar de El Consejo de Hierro, que es impresionante, y de La Estación de la Calle Perdido, que tiene mucha fuerza. Como siempre, yo a mi orden. La última vez que vi un ejemplar de La Cicatriz valía 40 euros, así que ahí se quedó.

El caso es que más allá de la calidad literaria, que la tiene, el mundo creado por China Mieville es sumamente atrayente. Tanto que parece pedir a gritos un juego de rol (juraría que alguna editorial yanki como Adamant Entertaiment están trabajando en ello y en una revista Dragón hablaban de como adaptar la ciudad a D&D). Yo por mi parte, a falta de uno, estoy metido en dos proyectos roleros relacionados:

En primer lugar, estoy comenzando una campaña de Burning Wheel en Kahir-Gul, la Ciudad de las Mil Torres: un sosías de Nueva Crobuzón, con mucha menos tecnología y más aridez y antigüedad. Los personajes han sabido ver el tono que quería darle y han creado un tapiz de personajes variopintos, pero todos enfocados a intentar asesinar al Rey Fantasma.

Y en segundo lugar, @xMeNux se ha animado a dirigir de nuevo y voy a empezar una campaña como jugador de Nueva Crobuzón con reglamento de HeroQuest 2. Mi personaje es un viejo estibador condenado por traficar con animales prohibidos. Como castigo, fue rehecho poniendole brazos de gorila gris gigante en lugar de sus brazos y brazos de chimpancé lunar en lugar de piernas. Los rehechos son algo muy común en Nueva Crobuzón.

Y es que Nueva Crobuzón mola.
Publicar un comentario