4 de agosto de 2012

De repente, Breaking the Ice

Después de mucho tiempo intentando probarlo, hace poco pude disfrutar de un juego muy especial llamado Breaking the Ice.

Breaking the Ice es un juego para dos personas que trata sobre las tres primeras citas de una (posible) futura pareja. Uno de los mejores giros del juego es que los jugadores tienen que ser contrario a su personaje en uno de sus rasgos principales. Aunque este puede ser la edad, la ideología o la clase social, normalmente esto significa que el hombre llevará al personaje femenino y la jugadora llevará al personaje masculino.

El proceso de creación de personajes, es original y fiable, así que pronto surgieron Kate y Kevin, una gimnasta retirada que convive con su ex-novio y un director de cine modernillo.

Las citas funcionan de forma muy "story game", dividas en escenas en las que un jugador hace de "jugador Activo" describiendo la acción y los sucesos y otro hace de "Público" disfrutando de las descripciónes, reaccionando a través de los personajes y otorgando dados de diversa índole según describa el jugador activo. Esto es: si el personaje "activo" hace algo bonito o romántico, el otro jugador puede darle Dados de Atracción, si ocurren cosas malas, recibe dados de "Re-Roll" y así. El jugador activo debe tirar todos los dados, y si obtiene 3 éxitos puede aumentar la Atracción entre ambos personajes o, si obtiene 4, crear una Compatibilidad entre ambos.
Al final de las tres citas, los dos jugadores deben comprobar el futuro que tienen los personajes en la relación y describir el epílogo de forma acorde.

En la práctica, Kate y Kevin tuvieron una primera cita muy clásica, donde se sintieron atraídos pero la noche acabó con un tobillo torcido.  La segunda cita parecía más de lo mismo pero acabó en un viaje relámpago a Paris, con erótico resultado. En la tercera cita, la cosa se enturbió: Kate, que había abandonado a Kevin en Paris sin avisar, apareció en su casa, en busca de protección. Al parecer, su ex-novio era un mafioso ruso que iba tras ella. Al final, Kevin mató al ex de Kate y juntos se fugaron a Canadá, donde Kevin fue finalmente detenido y encarcelado, dejando a Kate sola y a la fuga durante el resto de su vida.
¿Un final raro? Sí, pero divertido.

Ante todo, tengo que decir que BtI es un juego muy divertido. Lo pasé muy bien y es tan ligero que te permite desbarrar con facilidad. Obviamente, también es un juego muy adecuado para iniciar a gente al rol. De hecho, el libro bien podría llamarse "Cómo iniciar a tu pareja en los juegos narrativos".
Además, es uno de esos juegos especiales que todo rolero debería probar una vez en la vida. Es distinto, es especial y, si tienes ojos para algo más que no sea matar orcos, te descubrirá una nueva forma de ver los juegos de rol.

Pero no todo van a ser flores. BtI no tiene un sistema que me haya gustado realmente: me resulta demasiado mecanizado y estricto para mi gusto. En ocasiones, me veía forzado a hacer cosas bonitas al principio de una escena y que me pasaran cosas malas al final para poder tirar más dados al final. Una especie de munchkinismo narrativo extraño, pero influenciado por la forma en la que se organiza el juego.
Tampoco es un juego para todos los días, aunque ofrece distintas variaciones de ambientación (en realidad, cualquier ambientación es válida para este juego).

En realidad, Breaking the Ice es simplemente un juego pequeño y encantador al que, con mucho gusto, por fin puedo poner en la fila de los "Ya Jugados".
Publicar un comentario