10 de abril de 2013

OSR: Amor platónico

En poco tiempo me he encontrado con dos lecturas que han hecho reavivar mi tierno amor por el old-school que nunca jugué.

En primer lugar está este artículo de la Frikoteca, sobre un grupo masivo de roleros, que se organizaron para poder jugar una campaña puramente "sandbox". sin trama prefijada ni necesidad de asistencia continua. Podían jugar cualquier día que propusieran, siempre que al menos unos pocos y el DM estuviera disponible.
El artículo no tiene desperdicio, y podéis encontrarlo aquí mismo.



La otra lectura es un hilo del foro rpg.net, en el que un usuario narra las aventuras de su grupo de juego. Desventuras en dungeons generados aleatoriamente lo ha titulado. Han decidido jugar al OD&D puro, empezando directamente en la acción: entrando en mazmorras generadas aleatoriamente. Es increíblemente divertido leer la facilidad con la que los personajes mueren a nivel 1 (hay TPK para parar un tren). De hecho, nadie ha conseguido subir a nivel 2 hasta ahora. Pero no hay problema, porque tardan menos de 10 minutos en generar personajes nuevos. Es una especie de mundo pseudo-paródico pero totalmente coherente. Os garantizo horas y horas de apasionante lectura. Podéis leerlo aquí, aunque, claro, está todo en inglés.



"Gary Potter is slain!" es mi nueva frase favorita.



Estas dos cosas han despertado de nuevo la pasión que siempre he sentido por el Old-School. Creo que esta pasión tiene su origen en que nunca he jugado de esa forma al rol. Mis inicios fueron con AD&D, pero en todos esos años nunca jugué una campaña basada en el clásico saqueo y matanza.
Y creo que siento envidia de todos aquellos que crecieron con esta forma de ver el hobby. Y más envidia a aquellos que pueden seguir jugandolo.

¿Y por qué no lo juegas? diréis algunos. Por varios motivos, el primero es que los amigos con los que juego al rol tampoco son aficionados a la exploraciones de dungeons.

La segunda, porque creo que me va a exigir más tiempo del que habitualmente le dedico al rol. Ahora, con los juegos narrativos, puedo obtener suficiente satisfacción en una sesión unitaria. Creo que el OSR se basa en el desarrollo de aventuras más a largo plazo.
Y la tercera y más escondida de todas es que creo que, en el fondo, no me iba a gustar. Al igual que los juegos narrativos, el género old-school no es para todo el mundo, y puede que me resultara menos satisfactorio que los juegos en los que estoy ahora mismo. Es sólo una intuición, pero estoy bastante seguro de que es cierta.

Publicar un comentario