7 de junio de 2008

¡El D&D ha muerto, larga vida al D&D!

Pues sí.
Ayer salió en Yanquilandia los tres manuales básicos de la Cuarta Edición de D&D. La lista de correo de DnD en español está que arde y, en general parece que está recibiendo muy buenas críticas. Yo aún no he podido hacerme con él (aunque finalmente he decidido que me compraré el Manual del Jugador por lo menos), pero he oído suficientes opiniones como para hacerme una idea de lo que me espera.
Sí, todo indica que están haciendo un WoW de mesa, pero... ¡lo han hecho bien! Se dejan de medias tintas y parece que los diseñadores han podido crear uno el mejor juego de rol orientado al dungeon-crawling (claro que este concepto fue creado a raiz del OD&D, así que...).
Y no sólo eso, sino que parece que han añadido conceptos propios de los juegos jipis, como la opción de otorgar derechos de narración a los jugadores e incluso ¡jugar sin DM!.

Vale, pero no has dicho nada nuevo.

Sí, es cierto, pero necesitaba una excusa para poder contar que esta tarde, mientras estaba de compras por Madrid y pensaba en el D&D en todas su ediciones y tal, me encontré un pequeño saldo de libros de rol, y no pude evitar hacerle un homenaje al bueno de Gygax y hacerme con:


Contra los Gigantes, una aventura clásica de Gary Gygax para AD&D y

Reinos Olvidados, Escenario de Campaña. Rompiendo la prohibición de comprar material de un juego de rol que pertenezca a otro colega, pero es que estaba muy barato.
Publicar un comentario