8 de enero de 2009

Estos son los hechos (III): El Resultado

Los Reyes no me han traído ningún juego ¡aunque sí el estupendo Go!Explore, el GPS para PSP que llevaba muco tiempo esperando! y el dinero suficiente como para poder comprarme cualquiera de los juegos que tenía en mente. Había llegado la hora de elegir. Le he estado bastantes vueltas al asunto y aquí van los resultados.

La encuesta parece haberla ganado el España 1936 y Conflict of Heroes a la par. Medio punto de compra para cda uno. Sin embargo, los comentaristas Wkr y Funy Skywalker me instaron a investigar otros wargames y han llegado hasta mi ranking el Combat Commander: Europe y el Lock'n'Load: Band of Heroes. Quizá un poco tarde, pero tenía que considerarlos.


Sobre las propuestas de juego a mi alrededor, ayer llegué a una conclusión. Varias personas me habían comunicado su interés por jugar, pero tanto como el de jugar al rol: variable. Algunos jugarían alguna vez, otros nunca, pero no veo a ninguno conviertiendose en wargamero habitual, por lo que me di cuenta de que posiblemente fuera a jugar más veces en solitario que acompañado; así que, de repente, esa cualidad en un juego se convirtió en un requisito casi fundamental. CC:Europe y España 1936 (a pesar de ir primero en la encuesta) se iban casi al garete.

Mediante la lectura de reglamentos y opiniones en la red, ya tenía descartado el Marea de Acero y el Memoir '44, y mi espiritu wargamero me hacía tirar hacia el Conflict of Heroes (o alguno similar).

Finalmente, el ganador iba a ser un wargame, Conflict of Heroes o Lock'n'Load:BoH. Éste último parecía ser un juegazo, aunque con un manual horriblemente redactado. Entre eso y que en Madrid y tiendas on-line españolas parece estar completamente agotado decidí descartarlo.

Pero había un Conflict of Heroes en Generación X. Llevaba desde el principio esperándome en el estante de la sección de juegos. Hablándome de historias bélicas llenas de épica y drama. Retando mi capacidad estratégica (o más bien táctica).


Ya está en mis manos.

Y al margen de su mecánica y jugabilidad que aún no he podido probar, he quedado sorprendido por la calidad de los componentes. Preparados para horribles minitokens y mapas de papel, me he encontrado con cinco mapas en cartón increíblemente grueso y un centenar y medio de tokens gruesos y suficientemente grandes, que además están redondeados por las esquinas por lo que no hace falta clippearlos (1). Y las cartas no están mal tampoco. Eso sí, el reglamento en plan periódico me ha parecido demasidado exagerado; sobre todo en comparación con el reglamento en español que tengo ya en versión cuadernillo.

En resúmen, una compra de la que estoy a priori muy satisfecho y que espero poder aprovechar el máximo posible. Gracias a todos por participar.

Estáis todos invitados a luchar por la Madre Patria.

(1) Clippeo: dícese del proceso de cortar las esquinitas de los millones de tokens de un wargame con el objetivo de preservar su existencia y eliminar cualquier babilla de cartón suelta que pueda hacer que se enganchen entre ellos y se deshilachen.
Publicar un comentario