17 de enero de 2009

Pasion bélica

Ayer pude ver, por fin, Enemigo a las Puertas, un peliculón ambientado en la batalla de Stalingrado durante la Segunda Guerra Mundial. Si quitamos la trama romanticona hubiera quedado una peli para enmarcar, pero incluso con Rachel Weistz, la cinta es tremenda. Su primera media hora es tremenda y ya es mítica.

Y no sólo eso, sino que he empezado a jugar al Medal of Honor: Pacific Assault en espera de poder hacerme con el Call of Duty 5 (y ver si me vale). No es ninguna maravilla y los años le han pasado factura, pero nada de eso elimina la pasión que estoy sintiendo por el género bélico.

Tengo en la recámara El Día Más Largo, Stalingrado y Los Violentos de Kelly. ¿Alguna otra recomendación?

Y estoy flipado con el Conflict of Heroes. Aún no he podido estrenarlo per se, pero he jugado un par de partidas en solitario (otro día hablaremos del tema) y me ha gustado mucho. Creo que tiene el nivel de complejidad suficiente como para ser un reto, pero no tanto como para tener que tener tantas reglas en la cabeza que olvides que esto es para divertirse. Y la verdad es que los escenarios son tan variados que no creo que vaya a cansarme de ellos en mucho tiempo.

Nada más por el momento.
Publicar un comentario