28 de julio de 2008

Anteriormente en PulpoMiccion, la Vida Real...

Lo primero: ¡qué aburrido es disfrutar de un fin de semana largo sin tener nada que hacer por el día! Al menos he descubierto la cantidad de capítulos de 24 que soy capaz de ver en un día. Y no son muchos, porque no termino de engancharme.

Lo segundo: el viernes hice la promesa de beberme 25 cañas si Pedrux se veía la primera temporada de Perdidos (e inevitablemente se verá el resto). Lo que sea por convertir a un amigo al fenómeno Lost, pienso yo. Lo que sea por convertir a un amigo al cervecismo, pensará él.

Lo tercero: Me han llegado más regalos por mi cumple: cinco d20s, para poder jugar como Dios manda a Donjon, y el juego de mesa Rat Hot, de fichas, para dos personas y de aspecto sencillote. Es lo que estaba buscando para volver a retomar las sesiones lúdicas con Urria, aunque las malas críticas que recibe en la red me dan un poco de miedito.
Por otro lado, mis padres aún no me han regalado nada y me han dicho que me compré lo que quiera. Y últimamente sólo miro a esto:


Pero por 45 dólares se me antoja bastante caro. Necesito consejo. ¿Me lo compró o me gasto la plata en otros menesteres?
Publicar un comentario