11 de septiembre de 2014

The Tower of the Stargazer (Parte 2)


Habíamos dejado al enano, la elfa y el humano de camino a la ciudad más cercana. La lluvia no había cesado y empezaba a anochecer, cuando se encontraron con un cadáver en la cuneta. Con la frialdad que les caracterizaba, los aventureros dejaron el cuerpo tras registrarle y continuaron hasta llegar al Vicario Incontente, una posada acogedora. Una vez dentro, Doodles, el orondo tabernero, les sirvió buena comida y mejor conversación, escusandose por no poder proporcionarles una habitación al estar toda las camas ocupadas: inesperadamente un grupo de comerciantes y otro de artistas había decidido hospedarse allí esa noche. La velada transcurrió entre divertidas anécdotas hasta que, ya entrada la madrugada, pudieron ver a Doodles bajar por las escaleras. El mismo Doodles que estaba en la mesa charlando con ellos.

A ambos Doodles les entró el pánico e intentaron matarse mutuamente, acusandose de brujería y de procedencia demoniaca, pero los aventureros lograron someterles. Pronto, los dos grupos que dormían arriba se despertaron por el griterío y bajaron a comprobar lo que pasaba. Por si la confusión no fuera suficiente, el enano se dio cuenta de que uno de los jóvenes artistas era idéntico al cadáver que habia encontrado en la carretera. En medio de la confusión, el Doodle "charlatán" le abrió la cabeza al Doodle "dormilón" con un garrote, acabando inicialmente con el poblema.

Para intentar resolver el problema, el enano partió hacia el pueblo cercano en busca de ayuda mientras la elfa y el guerrero se encargaban de vigilar la taberna.

Mientras el enano convencía al sacerdote del pueblo para que le ayudara con este extraño caso de dobles, la elfa se encontró con que los mercaderes se estaban preparando para irse. Tenían negocios que atender y no iban a dejar que un accidente extraño les impidiese ganar dinero. Pero en las cocheras donde guardaban su carruaje les esperaba otra sorpresa: ¡ahora tenían el doble de caballos, en parejas idénticas!

En el camino de vuelta, el cura le explicó que conocía una leyenda que hablaba de los mímicos: unos seres capaces de convertirse en un duplicado exacto de otra persona y con la única diferencia de que en lugar de corazón tenían una gema. Los ojos del enano brillaron al escuchar eso.

En ese momento, en el Vicario Incontinente, ocurría otro caso de gemelos idénticos: Nicole, la joven sirvienta de la taberna llegó a su puesto de trabajo puntualmente y también un poco tarde. Exacto.
Cuando ambas chiquillas se vieron, se pusieron a gritar y una de ellas salió huyendo, perseguida de cerca por Doodles mientras la otra se quedó a solas dentro de la taberna con la elfa. Y entonces, la niña se convirtió en la elfa. Y las elfas no tuvieron más remedio que luchar. Con un estupefacto guerrero como espectador, una de las elfas rebanó el cuello de la otra. ¿Pero cómo saber quién habría ganado?

Al llegar  el sacerdote y el enano, éste último llevó a cabo una delicada autopsia al cadáver élfico con su hacha a dos manos, descubriendo un zafiro en lugar de corazón, para alivio de elfa y enano.

A continuación, la elfa y el guerrero se marcharon para comprobar si el cadáver de la cuneta era humano o no, pero el enano, en la posada, pronto lo descubrió. Mientras planeaban sacrificar a los caballos, el artista sospechoso echó a correr. El enano intentó atraparle, iniciando una persecución que acabó con el artista fugado y un enano sudoroso y agotado.

Por desgracia, cuando los aventureros volvieron a la posada, la escena no podía ser peor. Los cadáveres del sacerdote y los artistas descansaban a la salida de la cuadra, ahora vacía. Quienquiera que hubiera causado esta matanza, se había dado prisa en escapar.

Animales, hombres o clones, todos habían abandonado ya el Vicario Incontinente, así que los aventureros se marcharon, siguiendo el rastro de los caballos. Tan afectados que ni siquieran pensaron en saquear el negocio.

Horas más tarde, llegaron a otro campo de batalla, rodeado de cuerpo de guerreros y caballos muertos, alrededor de un caballero hospitalario que batallaba con su reflejo. Los aventureros decidieron esperar pacientemente a que sólo quedara un caballero y cuando ocurrió, el enano decidió acercarse a dialogar. La elfa decidió esconderse y apuntar al fornido caballero con su arco. Lamentablemente, el caballero la descubrió y se desató el desastre. El enano intentó demostrar sus buenas intenciones atacando el cadáver del caballero clonado (¿?). El humano PNJ y la elfa corrieron al rescate del enano. Uno a uno, el heroico caballero hospitalario dio buena cuenta de esos extraños intrusos que habian intentado emboscarle. El enano murió el primero, seguido por la elfa y el guerrero.
Esta bonita escena nunca llegó a ocurrir :(

CONCLUSIONES:

Mi primer TPK. ¡Chispas! Se ve que mis jugadores harían cualquier cosa con tal de no acabar un aventura de LotFP, como, por ejemplo, morir.

"A Stranger Storm" es una de las mejores aventuras introductorias que he leído. Tiene un inicio accidental (la aventura encuentra a los personajes y no al revés) lo que facilita su inclusión en cualquier momento, y está lleno de oportunidades y peligros, aunque muchos no son evidentes. De hecho, los pobres personajes murieron de la forma que menos me esperaba.

Es cierto que es una aventura old-school sin dungeon, lo que es bastante inusual, pero no creo que tenga la mayor importancia. Me gusta más este ejemplo, para ilustrar las posibilidades del juego. Además, como jugamos "The Tower of the Stargazer" y esta aventura en la misma sesión, pudimos degustar de un interesante plato combinado rolero "old school".

¿Y cómo es dirigir Lamentations of the Flame Princess? Terriblemente cómodo y divertido. Evidentemente, hace falta improvisar en ocasiones, pero las reglas son tan claras y tan enfocadas que no hay mucho lugar para la duda. El narrador de LotFP es un simple regidor, que se encarga de que tanto las reglas como la ficción sean coherentes. Y además mola. no hay nada más malvado que decirle a un jugador al inicio de la partida "Haz una tirada de salvación contra veneno o muere".

¿Y cómo es jugar LotFP? Pues eso no lo tengo tan claro. Con un final tan mortífero, los jugadores se quedaron un poco... fríos. No hubo un gran entusiasmo ni ganas de intentarlo de nuevo, pero creo que lo pasaron bien. No sé cómo reaccionarían ante la posibilidad de jugar una campaña larga de este tipo, pero sospecho que no todos estarían conformes. De todas formas, estoy convencido de que no es una opinión generalizada, sino algo que, como se dice, el OSR no es para todo el mundo.
Publicar un comentario