22 de enero de 2007

Guitaaaaaaar!!!

Hoy no hay crítica de cine. El sábado teníamos planeado ver El Truco final, pero al llegar nos avisaron por megafonía que sólo quedaban asientos para la fila 1.

Sin embargo, el domingo disfruté de una estupenda tarde jugando como un loco al Guitar Hero.

¡Y cómo mola el jueguecito! Lo dice uno que no es un entusiasta de la música que digamos.

Lo cierto es que la mecánica es simple. A pesar de mis nulos conocimientos de guitarra creo que podré explicarlo.

Con un mando especial con forma de guitarra, el jugador debe pulsar el botón de "tocar" en el momento indicado en la pantalla (simulando el toque de cuerda) mientras tiene pulsado los botones de colores adecuados (que hacen de acorde).Por supuesto, la cosa se complica con los toques mantenidos, la palanca de vibratto (que hay que mover durante los toques largos) y un nivel de complejidad exponencial.

El juego es divertidísimo y se me pasó la tarde volando, a pesar de que eramos cuatro jugadores y dos guitarras, por lo que tenía qe esperar entre tema y tema.

Por supuesto, le veo un par de desventajas: creo que puede llegar a comenzar a aburrir a medio plazo y el número de temas es muy escaso.

¡Pero cómo mola el temazo de Ace of Spades!

¡Y el Smoke on the water!

¡Y el tema de Black Sabbath!

¡Y..!
Publicar un comentario