6 de enero de 2007

Las 10 Mejores Series de Televisión (y II)

Antes de continuar con el Top 10, quería aclarar que está dedicado en exclusiva a teleseries o dramas de actores reales. Las sit-coms o comedias de situación están excluídas. Y sin más, procedo a terminar la lista:



5) Heroes.

Un grupo de personas por todo el mundo están descubriendo que tienen habilidades especiales. Una versión realista del género de superhéroes que logra engancharte desde el principio y con personajes realmente geniales como Hiro (un oficinista japonés friki con el poder de controlar el tiempo y el espacio, ¡Yataaaa!), Claire Bennett (una animadora con la habilidad de curarse de cualquier herida, "salva a la porrista, salva el mundo") y Peter Petrelli (que es un pringado pero tiene un nombre que no puedo dejar de repetir, piterpitreli, piterpitreli, piterpriteli...). En serio, es muy buena y si la he puesto en un puesto tan bajo es porque tan sólo he podido ver 10 capítulos, pero la verdad es que es francamente buena. Los que tengan Digital + podrán empezar a verla en breve.



4) Alias.

Esta serie retoma el concepto de Misión Imposible y le da una vuelta de tuerca más. La protagonista (la encantadora Jennifer Garner), tiene que compaginar su vida privada con su trabajo como agente secreta que trabaja para una rama secreta de la CIA, todo ello aderezado con una oscura trama con inesperadas traiciones, terribles secretos y los mejores cliffhangers que he visto en una serie de televisión. A lo largo de cinco temporadas, el argumento se complica tanto y da tantas vueltas que llega a marear, pero sin duda es una serie que si se lo permites, te enganchará seguro. Para los que tengan dudas, el argumento de Mission Imposible III, es muy similar a cualquier capítulo de la serie, posiblemente porque el creador de Alias, J.J.Abrams, es el director de esta película.

3) Perdidos.
O la odias o la amas. Los viajeros del vuelo 815 se estrellan en una isla desierta en la que ocurren sucesos extraños. Con esta premisa, el espectador, si soporta la lentitud con la que suceden las cosas (en cada capítulo se suceden una serie de flashbacks dedicados a un personaje de la serie), contempla la multitud de misterios que rodean a la isla y a sus nuevos habitantes, en el que con cada respuesta aparecen dos preguntas más. Si te gustan los misterios, Perdidos es tu serie. Lo único malo que se le puede achacar es que las reacciones de algunos personajes son, cuanto menos, ilógicas y que, a pesar de que el creador J.J.Abrams haya asegurado en repetidas ocasiones que "todo sucede por alguna razón", la trama se ha complicado tanto que dudo que la serie pueda acabar de forma satisfactoria.



2) Expediente X.

El agente especial Fox Mulder y la agente especial Dana Scully han sido y serán la mejor pareja televisiva que jamás he visto. Los dos agentes son asignados a la investigación de los expedientes X, casos sin resolver relacionados con fenómenos paranormales o sobrenaturales. El racionalismo de Scully junto con la mente abierta de Mulder les convierten en el equipo perfecto para estar investigaciones. La tensión sexual existente se podría cortar con un cuchillo. La única pega es que el argumento principal, relacionado con una invasión alienígena secreta permitida por el gobierno, avanzaba muy lentamente (había como unos cuatro o cinco capítulos relacionados por temporada) y no acaba demasiado bien. Y si alguien recuerda a los Pistoleros Solitarios, los tres amigos de Mulder que creían e inventaban todo tipo de conspiraciones, debería echarle un ojo a la serie The Lone Gunmen, algo mediocre pero bastante divertida.



1) Buffy: Cazavampiros.

Sé que muchos no estaréis ni remotamente de acuerdo conmigo pero Buffy es la mejor serie del mundo mundial. Lo tiene todo: humor, acción, drama, una pizca de terror y algo menos de metáfora. Lo que empieza como una burla al género clásico de terror se afianza rápidamente como serie de culto gracias a un humor gamberro, unos personajes que ya querría cualquier otra serie y una trama sólida y genial. y es que esta serie ha tenido los mejores momentos de una serie de televisión. El momento más dramático: el enfrentamiento final entre Xander y la Willow Oscura. El momento más cómico: todo el episodio musical, Una vez más, con sentimiento. El momento más terrorífico: el capítulo de Silencio, con esos Caballeros, silenciosos y temibles. Lo cierto es que tengo tantas cosas que contar sobre esta serie, y sé que lo tengo tan dificil para convenceros, que prometo hacer una entrada aparte para esta serie, en algún momento de mi vida.


Bueno, y esto ha sido todo. Ya sabéis, críticas, opiniones y demás en los comentarios...
Publicar un comentario