4 de enero de 2007

¡Haikus! (¡Jesús!)

¡La vida es corta!
Estoy de vacaciones
y quiero dormir.


Nunca he sido demasiado aficionado a la poesía. He intentado hacer mi pinitos, pero admito que tengo la profundidad de una cartulina. Sin embargo, con la adquisición del juego de rol de la Leyenda de los Cinco Anillos descubrí una forma de poesía tradicional japonesa muy curiosa: el haiku. Aunque admite variaciones, el haiku se compone de tres versos de 5, 7 y 5 sílabas y sin rima.
Desde entonces he descubierto que la frescura y simplicidad de su composición me permite expresarme con facilidad en ese campo, que antes era imposible para mí, llamado poesía.
Publicar un comentario