24 de enero de 2007

Hablemos de rol: HeroQuest (II)

Hace unos días os hablé del revolucionario sistema de juego del HQ. Ahora me toca ponerme clásico para hablar de la ambientación dónde transcurre: Glorantha.

Glorantha fue creado hace muchos años, cuando el juego de rol aún estaba en la cuna, por Greg Stafford y amigos, como base para un juego de mesa wargame llamado White Bear & Red Moon. Con la creación del mítico juego de rol Runequest, el mundo ha ido evolucionando hasta convertirse en un setting muy rico y variado.

Sin embargo, no puedo decir que Glorantha sea un mundo muy original, porque apenas si tiene dos o tres detalles originales, pero lo que sí ofrece es un mundo coherente, variado y divertido de jugar.

En Gloratha la magia aparece por todas partes, las costumbres supersticiosas, la religión y las capacidades innatas de la gente son intrínsecamente mágicas y la gente actúa en consecuencia. Los dioses son seres reales por lo que las religiones (que son muy diversas y variadas) forman parte de la vida de cualquier persona. La cantidad de ateos de Glorantha es verdaderamente mínima.

Por supuesto, en Glorantha los humanos son la raza predominante, pero deben compartir el mundo con trolls, enanos, elfos y diferentes hombres-bestia, incluídos los durulz (sí, los patos).

El argumento principal en la actualidad gira en torno a la Guerra de los Héroes, un acontecimiento (o conjunto de ellos) que se lleva profetizando durante años y que va a cambiar por completo el mundo. En principio, la Guerra va a centrarse en el enfrentamiento entre la Diosa Roja del Imperio Lunar y Hareez, el Berserk, portador de la piel del Oso Blanco, en el continente de Genertela, pero pronto repercutirá en toda Glorantha.


Y ahí aparecen os jugadores.

¿Se os ocurre algo más divertido?

A mí, sinceramente, pocas cosas.
Publicar un comentario