1 de enero de 2007

Nochevieja 2006

Se me ocurren muchas formas de comentar cómo fue la fiesta de anoche, pero, en el fondo, todas se reducen a esto:





Una fiesta de Nochevieja que, al menos, fue distinta a las de antes, pero conservando lo bueno de éstas: ver a casi toda la gente que te importa, divertirte sin problemas, permitirte hacer toda clase de tonterías y beber sin preocupaciones (aunque yo a partir de la segunda copa me encontré que no podía más).
Publicar un comentario