3 de septiembre de 2008

Gustazo

Había olvidado el gusto que da leerse un juego que sabes que vas a jugar casi seguro.


Anoche no se me quitaba la sonrisa de la cara.
Publicar un comentario