17 de septiembre de 2008

Juegos instantáneos

Nos gustan los juegos de rol. Jugamos, hemos jugado y/o queremos jugar al rol. Sin embargo, cada vez tenemos menos tiempo para ello. Los años pasan y tenemos que olvidarnos de las eternas campañas que se prolongaban durante años. No hay razón, sin embargo, para la tristeza.

Recientemente he descubierto una serie de juegos, de los llamados narrativos o indies, que proponen una oferta realmente interesante: aventuras de una sola sesión (aunque continuable en su mayoría) sin casi ningún tipo de preparación previa. Llegar y jugar, tanto por parte de los jugadores como por la del máster. No es necesaria la creación de una ficha de personaje previamente, ni preparar la aventura con minuciosidad.

Mi propuesta es la siguiente: sin ningún tipo de compromiso, cualquier persona que quiera jugar al rol conmigo puede elegir cualquier juego de los siguientes y proponer jugar algún día a este juego, y, si hay suficientes interesados, se concreta colaborativamente un día, si fuera posible.

Los once candidatos a ser jugados son:

3:16. Un juego de marines del espacio masacrando alienígenas, para dos o más jugadores y un máster opcional. Sencillo y brutal.

Breaking the Ice. Un juego para dos personas que quieran divertirse contando las tres primeras citas de dos personas que se acaban de conocer. No hay máster ni reglas complicadas, sólo ganas de hacer surgir la chispa.

Contenders: un juego de boxeadores sufriendo para llegar a lo más alto. No hay narrador y es para dos o más jugadores que no necesitan ser aficinados a este deporte.

Don't Rest Your Head: un terrorífico juego sobre insomnes que comienzan a descubrir una nueva realidad. Necesita un narrador y uno o más jugadores con gusto por el horror postmoderno (UA, Kult).

Donjon: un juego de rol que homenajea los clásicos dungeoneos de antaño desde una perspectiva nueva. Requiere un DM y cuantos más jugadores mejor.

InSpectres: el juego de cazafantasmas definitivo. Un narrador y al menos dos jugadores con mucho humor y ganas de pasarlo bien.

My Life With Master: requiere de un Master y dos o más jugadores que quieran meterse en la piel de unos esbirros que trabajan para un maestro que les maltrata en la Europa del siglo XIX.

Piledrivers & Powerbombs
: el juego de wrestling, con narrador o sin él, dos o más jugadores lucharán y crearán feudos para convertirse en los campeones del mundo.

Polaris: una tragedia caballeresca en un fantástica región helada, en la que los jugadores se turnarán para tomar los papeles de narrador, jugador y PNJs.

Shooting the Moon. El Breaking the Ice para tres personajes: una competición entre dos personas por conseguir el amor de su pretendida común. En el amor y en la guerra todo vale. Sin narrador y para dos o tres jugadores.

Spirit of the Century: acción pulp para un narrador y al menos tres jugadores con ganas de emular a Indiana Jones, Sky Captain y La Sombra.

The Shab-Al-Hiri Roach: un juego de terror y diversión en la que, sin narrador, los jugadores competirán por alcanzar el mayor prestigio sin caer bajo el poder de La Cucaracha, una milenaria criatura lovecraftiana maligna.

Trollbabe: un juego sencillo de conflictos, donde el narrador ayuda a uno o más jugadores a jugar con una chica-troll en un mundo de trolls y humanos en eterno enfrentamiento.

Todos se pueden jugar en una tarde y dejar un buen sabor de boca. Yo tengo ganas de jugar a todos ellos. Así que a dejar comentarios o mandarme correos.
Publicar un comentario