10 de marzo de 2008

¡Elecciones!

Ayer di mi voto en un asunto importante, o al menos, con más importancia de la que le había dado en ocasiones anteriores. Se decidía algo muy importante para el país, y posiblemente para toda Europa.
La verdad es que la decisión no fue dificil para un friki como yo; porque por si no le ha quedado claro a alguien, los auténticos ganadores de la jornada de ayer han sido los frikis. Porque ha ganado lo friki. Somos un colectivo en crecimiento, formado por miembros inconscientes auténticos y por personas que anhelan el calificativo que se ha teñido de un significado despectivo gracias a la inestimable ayuda de la telebasura de este país (que no alcanza a diferenciar el freak del freakie). Somos muchos. Nos une la cultura, la pasión, la constancia y la ilusión. Es cierto que nos alejamos de la realidad, pero eso nos permite tener una imagen maś amplia, aunque distorsionada, de ella. Y haciéndo comparaciones absurdas podemos convertirnos en jueces justos o silenciosos testigos.

Resumiendo, ha ganado Rodolfo Chiquilicuate. Y le vamos a demostrar a toda Europa lo que opinamos de ese rancio de festival que es Eurovisión.

P.D: No, no me refería a las elecciones españolas, pero este discurso vale igualmente, porque hemos conseguido a un presidente que se despide con frases de películas molonas. Y cuando Zapatero acabe un discurso con un "Yipikai, hijo de puta" me afilio de por vida al PSOE. Palabra.
Publicar un comentario