25 de marzo de 2008

Indie vs. Tradicional (previo)

Tengo miedo (sí, voy a dramatizar un poco). Llevo más de una década jugando al rol, pero esta vez me voy a enfrentar a algo nuevo: los juegos de rol 'indies'.
Tengo planificado jugar en el próximo trimestre a Primetime Adventures, La Sombra del Ayer y posiblemente Trollbabe o Polaris. De nuevo, me siento como un novato que no sabe a lo que se enfrenta.
Durante más de diez años he estado jugando y dirigiendo aventuras de multitud de juegos de rol, pero en el fondo no han supuesto mucha diferencia. Algunos sistemas no han cuajado (MdT) y otras ambientaciones no han resultado lo suficientemente atractivas (Deadlands), pero aunque me entristece no haber podido "convencer" o "ser convencido" tengo la impresión de que dejar de jugar a esos juegos no ha sido una gran pérdida.

Con los juegos jipis no me pasa lo mismo. Creo que son revolucionarios y que se merecen la oportunidad de ser descubiertos en toda regla. Llevo bastantes semanas documentandome en mi tiempo libre y he descubierto que aunque ha gustado a mucha gente, también he leído sesiones que sólo podrían calificarse como "fracaso absoluto". Esto significa muchas cosas, pero la más importante es que podría pasarme a mí también.

A raíz de esto, el miedo del novato vuelve a apoderarse de mí. Los juegos indies son muy diferentes a los juegos tradicionales. Algunos cambian en la mecánica, otros cambian en el contrato social y otros directamente están muy alejados del concepto de juego de rol.

Posible final: "¡Vale, vale! Juro no volver a hacer expermientos roleros"

Si hay algo común en todos estos nuevos juegos y que me gusta mucho es la distribución de poder. En casi todos los juegos, a los jugadores se les concede un mayor poder de decisión y control hasta niveles como Polaris, que eliminan la figura de Director de Juego. La idea me encanta, pero he leído comentarios sobre jugadores que no desean ese poder, así que comprendo que no sea una idea agradable para todo el mundo.
Ya os he hablado de la eliminación de vacas sagradas así que no incidiré en el tema.

En ningún momento he dicho que los juegos tradicionales puedan ser peores que esta nueva ola. Sinceramente, no lo creo. La mayoría de los juegos tienen una historia o una propuesta tan firme que aseguran una diversión tranquila. La mayoría tienen la capacidad de ofrecer mucha diversión y son ciertamente la base del rol, así que no creo que los juegos indies puedan ser "mejores".

Lo que yo quiero probar, es si estos nuevos juegos pueden ser "igual" de valiosos o, por el contrario, son una idea pretenciosa. Y lo que realmente me da miedo es no ser capaz de darle la oportunidad que merecen. Por supuesto, puede que después de tres partidas nos juntemos para decir "Trollbabe es una mierda" y será perfecto, porque habremos comprobado que no es nuestro juego. Eso no me causa ningún problema; lo que me preocupa es que podamos perdernos el juego perfecto por una mala presentación.

¿Por qué me interesa tanto probar estos jueguecillos? Porque me gusta jugar al rol, pero también me gusta probar cosas nuevas; estos juego reúnen ambas condiciones. Rompen con los esquemas establecidos y proponen ideas que no había visto antes. Sólo la práctica dirá quién es el vencedor.

Publicar un comentario