22 de marzo de 2008

Civil War: Conclusiones

Se podría decir que esta entrada es una continuación de esta otra.

Ha pasado ya un tiempo desde el final de una de las sagas más importantes del Universo Marvel.

En un negocio tan grande y productivo como los cómics Marvel, los cambios siempre son sinónimo de riesgo y he de conceder a Quesada (Marvel Editor in Chief) el mérito de dicha propuesta.

"¡Feo!" - "¡Tú más!"

En un intento por acercar el universo Marvel al universo real, Marvel se sacó de la manga una guerra civil entre superhéroes que involucraría a todo Cristo, a excepción de los mutantes, que prácticamente son un mundo aparte y su participación en la saga ha sido mínima.

La idea era muy buena y ofrecía una serie de posibilidades increíbles. Pero parece que se ha quedado en nada. La colección principal es una pequeña
descripción de sucesos y conflictos que no significan nada. Si Civil War hubiera consistido en esta única colección no dudaría en calificar de bochornoso el asunto (vale que se han atrevido con una crítica de fondo a la política nacional pero es taaan superficial...). Pero la guerra ha implicado a casi todas las colecciones, en mayor o menor medida. Ahí es cuando ha molado, porque en las colecciones dicha implicación no ha consistido en un malentendido el super de la cole y Spidey o Lobezno, sino que se han implicado: Mr. Fantástico y Iron Man adoptaron el papel de "malos" con fuerza y muchos héroes se plantearon su posición en numerosas ocasiones. Algunos héroes han cambiado y el mundo cambió, cuando el bando "pro-registro" obtuvo la merecida victoria.

Pero no todo ha cambiado tanto. Ahora se sabe que Stark hizo de malo pero para que todo saliera bien así que era de los buenos, y por si algún superhéroe ha quedado muy mal, ahora llega World War Hulk para unirse contra el enemigo común. ¡Y luego En Quién Puedes Confiar! La excusa perfecta para demostrar que todos los buenos que se hicieron malos en realidad no eran ellos mismo sino unos malos disfrazados y etc.

El Capi, comprando un bono de diez viajes al Hades, qué hay que ahorrar.

Con esto y lo de Spiderman (que se merece un post entero lleno de insultos), Quesada ha perdido mi confianza. Sí, el Capitán América ha muerto (aunque la gente ya no se cree ni una muerte y con razón). Es lo único que merece un poco la atención. El resto de colecciones apenas sí mantienen el más mínimo recuerdo de la peor guerra sucedida entre héroes. Nada ha cambiado. Y es que esto será así siempre: Marvel es el mundo dónde todo sigue siempre igual pase lo que pase y DC es el universo dónde a la mínima, hay una Crisis y todo lo que creías saber ahora es distinto.

Malditos cómics de superhéroes.
Publicar un comentario