31 de enero de 2008

Una cosa lleva a la otra: The Authority

Hace poco os comenté que una de mis últimas adquisiciones fue el juego de rol en Inglés del cómic The Authority.

El manual de 400 páginas en inglés me imponía bastante respeto; sin embargo, comencé a leerlo y me aburrí. La primera parte del libro era una trascripción de la primera temporada de la serie de cómics de The Authority. La segunda parte, y más fundamental, era una tocho de reglas realmente aburridas sobre comprar poderes, habilidades y desventajas. No pude leer más de veinte páginas. De hecho, no sé si es un buen juego o no, pero os aseguro que no es una buena lectura y, acostumbrado a los entretenidos manuales que he leído últimamente, me he sentido defraudado.

Sin embargo, mientras leía el primer capítulo del manual, que servía de ambientación, me pregunté qué hacía leyendo una transcripción de un cómic tan bueno cómo The Authority cuando podía leerlos por mí mismo.

¡Buuhh! ¡Fuera!

Así que decididamente me fui de compras comiqueras y cayó el primer tomo de The Authority, que incluye los 12 números que componen la primera temporada.
Aunque ya los había leído hace algunos años, me ha parecido una lectura bastante buena. Si bien no lo he visto tan revolucionario como lo vi en su momento, sí que he visto que se trata de una historia de superhéroes de bastante calidad, aunque esto casi está asegurado cuando lleva el sello de Warren Ellis.

La historia trata de un grupo de superhéroes de gran poder (la mayoría procedente del proyecto de la ONU Stormwatch del universo Wildstorm) que deciden formar un supergrupo al margen de cualquier organización o gobierno y combatir, no sólo a supervillanos, sino a dictadores, delincuentes, mafias, invasiones alienígenas y dioses. Nada es lo suficientemente gordo para The Authority. Es curioso cómo la expresión "Todo gran poder conlleva una gran resposabilidad" adquiere otro nivel de significado. ¿Y si la responsabilidad consiste en saber cómo usar ese poder?

¡Bravo! ¡Viva!

Por otra parte, los miembros de The Authority son el prototipo de superhéroe de Ellis: duros, cínicos y malhablados, aunque destilando carisma por los cuatro costados.

¿Y las historias? Están bastante bien. El último arco me parece el mejor con diferencia, pero todos tienen su puntillo. A ver si encuentro el momento para comprarme el segundo volumen, porque de este me acordaba de casi todo.

¿El dibujo? Ídem. Bryan Hitch me parece un buen dibujante, aunque no es de mis favoritos. Sabe qué dibujar en cada momento y sabe trasmitir bastante bien las expresiones de los personajes. No tengo nada que objetar.

En fin, Juego de rol: Lectura no recomendada. Comic: Lectura muy recomendada.
Publicar un comentario