7 de enero de 2008

¡Vacas Sagradas, Batman!

Aviso: Esta nota está relacionado con el anterior y aunque no es necesario leer el primero para comprender este, si es necesario leer este para terminar de comprender el objetivo que cumple el primero. ¿Queda claro, no?

En alguna parte leí que es curioso como el mundo creativo de los juegos de rol, que se considera que es uno de los más jóvenes, imaginativos y "rebeldes" que hay, encuentra tan firmes e inamoviblesalgunos de los pilares sobre los que se sustenta.Estos "pilares" son comúnmente conocidos como "vacas sagradas del rol" y desde hace algún tiempo, existe un grupo de creativos independientes que fomentan la creación de nuevos juegos de rol "indies" que rompen con los moldes preestablecidos, "matando algunas vacas sagradas" y así dando una nueva posibilidad al roleo.

Antes de continuar, convendría explicar algo mejor que son esas vacas sagradas. Existen algunos conceptos que persisten en la mayoría de los juegos de rol comerciales (perdón por el odiado palabro) y permanecen inmutables.
Algunas de estas vacas sagradas son:

- Para jugar al rol se necesitan dados.
- Todo juego tiene que contar con al menos un Director de Juego (o Máster o Narrador, el nombre da igual).
- El DJ debe crear una aventura en la que los jugadores intervendrán en mayor o menor medida.
- Los jugadores deben participar en el juego de forma colaborativa, incluyendo a sus personajes en un grupo aliado.
- Los personajes deben ser humanos (o similares).
- Cada jugador jugador deben llevar a un y sólo un personaje.

A un rolero de toda la vida, le parecerán conceptos obvios, pero ¿nunca os habéis parado a pensar que pasaría si se eliminase a alguna de estas vacas sagradas?


"Por favol, juega al D&D y no le hagas daño"

Existe una definición mucho mejor sobre las vacas sagradas y su "matanza" en este enlace. Por favor, leedlo sin falta.

¿Ya?

Bueno, no podréis negar que la idea de "matar vacas sagradas" es atractiva. No digo que sea necesaria, ni siquiera que sea siempre beneficiosa, pero creo que abre un nuevo abanico de posibilidades muy ricas.

Hace poco que he entrado en este mundillo de los juegos de rol jipis y ya he comprado y leído mi primer juego (Trollbabe) y me acaban de llegar otros dos más (Dogs in the Vineyard y Prime Time). También había pedido Polaris, pero parece que está agotado momentáneamente y me lo enviarán en cuanto puedan.

No sé lo que le deparará el futuro a estos nuevos juegos, pero ya sean las bases para grandes campañas o sean creadores de polvo en mi estantería, creo que voy a disfrutar mucho leyendolos.


Próximamente: reseña de Trollbabe.
Publicar un comentario