10 de noviembre de 2013

El Desafío de los 30 Días. Día 10

Día 10- La historia que siempre recuerdas con tus amigos

Respuesta breve: La plasticuerda de Paranoia

Respuesta larga: Ah, las anécdotas. Uno de esos males endémicos de nuestro mundillo que han ayudado mucho a darnos tan mala fama. No hay nada peor que ese joven rolero que intenta captar nuevos jugadores contando esa historia tan graciosa de cómo su ladrón se cargó a un dragón rojo mientras el paladín sufría un ataque de diarrea mágica. Todos tenemos historias de esas, que a tu grupo le parece tronchante y al resto del mundo le aburre soberanamente. La nuestra es "La plasticuerda".

Paranoia es una de las mayores fuentes de locuras y cachondeo que he podido disfrutar en relación a los juegos de rol. Este juego desató toda nuestra maldad adolescente de las formas más inesperadas que podíamos imaginar. Las acusaciones infundadas y las traiciones eran comunes, pero en una sesión, y no me preguntéis por qué, se dio la situación más absurda que recuerdo. Nuestros PJs, equipados con una plasticuerda, teníamos que cruzar un abismo. Cuando cruzamos dos de nosotros decidimos no darle la cuerda al siguiente PJ. Y con la excusa de que "la plasticuerda se estaba recargando", le ofrecimos el rollo de hilo dental que nos habían dado (no preguntes, es Paranoia). El PJ aceptó y por supuesto, sufrió la muerte más estúpida que puedo recordar. Hasta hace bien poco aún nos reíamos con esa anécdota, y de vez en cuando soltamos la coletilla de "se está recargando" en cuanto vemos la ocasión.
Publicar un comentario