7 de noviembre de 2013

El Desafío de los 30 Días. Día 7

Día 7 - Tu mayor pifia en una partida de rol

Respuesta breve: Una partida que dirigí para Star Wars FATE.

Respuesta larga: Otra pregunta complicada.

En líneas generales, mis mayores pifias creo que han sido como director. Creo que esto es porque soy más crítico conmigo mismo de lo que debería, pero me guardo mucho más mis errores como narrador que como jugador.

Recuerdo una sesión de hace algunos años, para Star Wars con sistema FATE, usando como base las reglas del genial Starblazer Adventures. Los personajes eran aventureros de una nave mercantil que por casualidades del destino habían aterrizado en un planeta, que posteriormente quedó asediado por una flota pirata. En la teoría, la aventura no estaba mal: había escenas de combates, distintas oportunidades para solventar o escapar del asedio y diversas interacciones con PNJs.

En la práctica fue todo lo contrario: las diversas escenas se conviertieron en un exceso de encarrilamiento que mareó a los jugadores, las diversas oportunidades de solucionar el conflicto al final sólo me sirvieron para cohartar todas las ideas que se les ocurrían a los jugadores. Al final, la campaña se canceló prácticamente, yo quedé frustrado, y mis jugadores ni os cuento.
No es la primera vez que me había pasado eso, pero siempre es algo que, por lo menos, escuece.

Quizá lo peor de todo es que esto no me ocurrió en mis inicios del rol, sino hace cosa de cuatro o cinco años, así que supongo que el mensaje es: no importa el tiempo que lleves jugando al rol, siempre puedes cometer errores. Y siempre puedes aprender de estos errores, claro.
Publicar un comentario