9 de noviembre de 2013

El Desafío de los 30 Días. Día 9

Día 9 - Tu mayor pifia alrededor de los juegos de rol

Respuesta breve: La falta de motivación con mis juegos.

Respuesta larga: ¿Mi mayor pifia? Tengo muchísimas. He cometido un montón de pifias alrededor de los juegos de rol. He llegado a obsesionarme con ellos, me he puesto pesado con respecto a ellos con mis amigos, y me volví un extremista indie hace unos años. Sin embargo, creo que mi mayor pifia es algo totalmente distinto:

Creo que nunca he dirigido ninguno de los juegos que he diseñado. Y no tengo nada claro la razón por la que me pasa eso. Cuando lo diseño siemprel o hago pensando en las posibilidades prácticas. No paran de ocurrírseme escenas, aventuras y planteamientos interesantes. Sin embargo, cuando terminan de publicarse, me quedo en blanco.No se me ocurre nada interesante, y lo que se me ocurre no parece interesar a mis jugadores. Alguna vez acabo escribiendo algo, pero cuando lo dejo reposar, al releerlo me parece aburrido y lo borro.

Por supuesto, esto tiene una terrible consecuencia: el mayor problema de mis juegos es que la mayoría carecen de un verdadero playtesting. Por lo tanto, me arriesgo a crear juegos cojos, rotos o con el síndrome de "bonito de leer, difícil de jugar". Así que para evitar este problema me he propuesto dos cosas:

1) rediseñar los juegos que he escrito ya, de forma que pueda probarlo, aunque sólo sea con mis colegas de mesa. He empezado ya a redefinir Escuadrón Maldito y espero poder dirigir una mini-campaña que ya estoy escribiendo, al menos una vez. ¡Y tengo muchas ganas!

2)
obligarme a playtestear todos los juegos que publique de ahora en adelante y no sólo con mi grupo, sino con voluntarios que pueda encontrar ajenos a mis cercanías, de forma que pueda descubrir defectos que de otra manera no vería. Ya he conseguido comenzar un playtesting de mi próximo proyecto (que revelaré en próximas entradas)
Publicar un comentario