¡Participa en el mecenazgo de Leyendas de Arkham!

28 de febrero de 2018

Leyendas de Arkham en mecenazgo

El mecenazgo de Leyendas de Arkham ya ha empezado y vosotros ahí como si nada. Bueno, claro, puede que sea porque no sepáis de qué estoy hablando, así que voy a aprovechar mi blog para hacer algo de publicidad.


Leyendas de Arkham (o LdA) es un escenario de campaña para Eirendor, el Albor de la Quinta Edad. Propone una ambientación nueva, que adapta las reglas originales a una ambientación algo más atípica del clásico reino de fantasía medieval. Las aventuras de LdA transcurren en la América Colonial, donde los pioneros ingleses construyen los primeros asentamientos y empiezan los primeros roces con los nativos americanos y las colonias francesas del norte. Pero Nueva Inglaterra es también la Tierra de Lovecraft, donde cientos de secretos, misterios y horrores se esconden acechando a la ignorante humanidad.

LdA es un escenario de campaña, sí, pero sobre todo es un gran hexcrawl (muy al estilo del genial suplemento de LotFP “Carcosa”), un escenario de campaña a explorar, compuesto por más de 160 hexágonos, cada una de ellas ocupada por un encuentro sorprendente una localización misteriosa, algunas de las cuales son “dungeons” completos.


El chasis sobre el que se asienta LdA es el reglamento de Eirendor (que será necesario para jugar a LdA), pero aquí se incluyen nuevas reglas para manejar la cordura y la locura, la brujería al más puro estilo lovecraftiano, el uso de dones divinos, un bestiario de los Mitos de Cthulhu y un pequeño compendio de objetos mágicos . Los jugadores podrán escoger entre cinco clases nuevas de entre el Soldado, el Creyente, el Brujo, el Experto o el Nativo y lanzarse a la aventura para enfrentarse a la locura, limpiar la región del mal que se oculta en sus rincones y enriquecerse en el proceso… si sobreviven, claro. Aquí no hay orcos, trolls ni dragones, pero los brujos, criaturas extradimensionales y primigenios les suplen sin problemas.

El contenido del libro te permite jugar docenas y docenas de sesiones, mientras los personajes exploran la región y la cambian para siempre. Pero por otro lado, LdA es una caja de herramientas a disposición del Árbitro. Puedes coger las nuevas clases presentadas e incorporarlas sin mucha dificultad a tu retroclón favorito. O puedes añadir tus propias aventuras caseras al mundo de juego. O puedes decidir recorrer la Tierra de Lovecraft con otro juego distinto. O puede que lo único que te haya gustado es un objeto mágico concreto o un par de encuentros específicos para incorporarlos a tu juego predilecto. No hay problema. LdA está aquí para lo que quieras.


Así que ya sabéis. Si os ha resultado interesante o simplemente queréis hacer feliz a este pobre rolero, ya sabéis: 


Publicar un comentario